Esta web utiliza ‘cookies’ propias y de terceros, para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro portal. Al continuar navegando acepta su uso. Más información

¿Qué pasa si no pago una deuda al banco?

19 de agosto de 2019

0 Comentarios

"¿Qué pasa si no pago una deuda al banco?"➡Dejar de pagar un préstamo o cualquier otro tipo de deuda que se tenga con una entidad bancaria puede acarrear graves problemas. De ahí que, en caso de sufrir un revés económico, la decisión de dejar de pagar sea la peor de todas, ya que, lejos de constituir una solución, dará lugar a problemas de mucho mayor calado.

 

¿Tienes problemas financieros? Te ayudamos a solucionarlos: 


 

► Comparamos diferentes reparadoras de crédito

► Te recomendamos la idónea para ti

► 100% Online y GRATIS


 

El impago de deudas bancarias deriva generalmente en unas consecuencias ciertamente desagradables para el deudor, las cuales pueden ir desde engrosar las listas oficiales de morosos y, por tanto, ver restringido el acceso a la financiación y la contratación de determinados servicios, hasta sufrir el embargo de sus bienes, ya sea su nómina, su cuenta bancaria o incluso su vivienda. 

 

Consecuencias de no pagar una deuda al banco

Resulta importante saber qué pasa si no se puede pagar un préstamo personal. La primera consecuencia es que el banco comenzará a aplicar los llamados intereses de demora, cuyo tipo suele generalmente bastante más elevado al de los intereses ordinarios. Asimismo, el banco podrá cobrar una alta comisión por la reclamación de las cuotas impagadas. Estos intereses y comisiones se irán, además, acumulando a la deuda original, con lo que el deudor deberá cada vez más dinero.

A partir del tercer impago, el banco podrá presentar ya una reclamación judicial, cuyo resultado dependerá del tipo de préstamo contratado. Si se trata de un préstamo hipotecario sobre la vivienda u otro inmueble, el banco solicitará al juez la ejecución de la hipoteca, lo que puede terminar en la subasta de la casa y el posterior lanzamiento de sus habitantes.

Si lo contratado es un préstamo personal o de consumo, el deudor responde de su pago con todos sus bienes presentes y futuros, que podrán ser, por tanto, embargados en el procedimiento judicial incoado al efecto. Y si en la firma del préstamo intervinieron avalistas, el banco podrá exigir a estos el pago de la deuda y también solicitar al juez el embargo de sus bienes.

Otra consecuencia de no pagar un préstamo bancario es que los datos del deudor podrán ser incluidos en las centrales de riesgos, lo que dificultará o hará imposible la obtención de nueva financiación en el futuro.

 

¿Qué hago si no puedo pagar una deuda al banco?

Una vez conocido lo que pasa si no pago una deuda al banco, conviene saber ahora qué soluciones válidas se presentan en caso de no poder hacer frente a dicha deuda. Lo mejor en tales casos es acercarse a la entidad bancaria para darles cuenta del problema antes del vencimiento. Es bastante probable que en tal caso el banco ofrezca una solución factible, como puede ser la refinanciación de la deuda, el establecimiento de plazos de vencimiento más dilatados o la concesión de un periodo de carencia. No hay que olvidar a este respecto que los bancos prefieren cobrar, aun siendo con retraso, antes de tener a un cliente moroso y verse obligados a iniciar una reclamación judicial.

 

En caso de tener varias deudas a las que no poder hacer frente, una solución aconsejable es solicitar lo que se conoce como préstamo de consolidación de deudas. Se trata de un producto financiero cuyo objeto es reunificar la totalidad de las deudas pendientes en un único préstamo y, por consiguiente, con la obligación de satisfacer una única cuota mensual por todas ellas. Esta consolidación de deudas suele ir acompañada de un prolongamiento del plazo para pagarlas, lo que da lugar a cuotas mensuales más bajas y, por tanto, más ajustadas a la capacidad económica del deudor. Ahora bien, no hay que olvidar que esto implica también pagar intereses durante más tiempo.

 

Consejos para evitar el endeudamiento

▶ Puestos a evitar el endeudamiento, uno de los consejos más apropiados es confeccionar presupuestos periódicos que nos ayuden a controlar los gastos y ajustarlos en cada momento al nivel de ingresos que se tenga. De esta forma, resultará más fácil priorizar aquellos gastos que sean más importantes, tales como los relacionados con la comida, la salud o el transporte, y eliminar aquellos otros gastos más superfluos.

▶ Otro consejo importante es crear hábitos a de ahorro que permitan disponer de un remanente de dinero para cuando haya que afrontar gastos imprevistos.

Planificar bien las compras también es muy recomendable, sobre todo para evitar adquirir productos que en realidad no se necesitan.

 

¿Ya sabes qué pasa si no pagas una deuda al banco?

 

Deja un comentario: